t
img flotantes caricia
img flotantes caricia

Consejos para una afeitada confortable

¿Aún no has logrado afeitar tu cara de forma suave y confortable? ¿No estás seguro sobre la temperatura del agua al rasurar tu rostro? Hoy te presentamos 7 útiles consejos para que logres esa afeitada que tanto deseas.
1

Hidrata tu cutis:

El primer paso para lograr una afeitada perfecta es hidratar la piel de tu rostro. La recomendación es que te afeites durante o después de tu baño, ya que habrás ablandado el pelo de tu cara y así la afeitadora se deslizará con mayor facilidad. Además, usa un exfoliante adecuado para remover la grasa y preparar la piel para una afeitada más cómoda.

2

Usa crema para afeitar:

Aplica un gel o crema para afeitar. Es importante que cubras con gel o crema toda la zona que afeitarás para complementar el proceso de hidratación y así el deslizamiento de la afeitadora sea óptimo. El uso de gel o crema para afeitar disminuye la irritación.

3

Verifica que las hojillas no estén desgastadas:

Si sientes que las hojillas de tu afeitadora no están suficientemente afiladas o si observas que las bandas lubricantes están desgastadas, entonces es el momento de desechar esa afeitadora o cambiar el cartucho.

4

Aplica con movimientos suaves y ligeros:

Al momento de afeitarte haz movimientos suaves y ligeros en las zonas de tu rostro con gel o crema de afeitar, para que le permitan a la afeitadora desplazarse de manera efectiva.

5

Enjuaga las hojillas de tu afeitadora con frecuencia:

Enjuaga las hojillas de tu afeitadora para remover residuos de gel o crema de afeitar y no golpees la afeitadora contra el lavabo, ya que eso puede dañar sus piezas que usualmente con mucha precisión.

6

En la dirección del pelo y a contra barba:

Si te has preguntado en qué dirección debes afeitarte para lograr una rasurada perfecta, ¿es en la dirección del pelo o a contra barba? La respuesta es que ambas son válidas. El vello facial crece un distintas direcciones por lo que debes afeitarte de las dos maneras, pero todo depende de tu rutina.

7

Utiliza un humectante:

Lava tu cara con agua fría, sécala suavemente y usa un producto humectante acorde con tu tipo de piel luego de afeitarte, esto ayudará a suavizar tu piel y a reponer la humedad.

Ya puedes lograr la afeitada que tanto deseas, sin complicaciones, solo sigue y comparte estos sencillos y útiles consejos para una rutina de cuidado más saludable y confortable.

Te invitamos a compartir la nota: